Accueil > Analyses > Contribucion del Calpa al Encuentro Social Europa, America Latina y EL (...)

Contribucion del Calpa al Encuentro Social Europa, America Latina y EL Caribe

jeudi 13 mai 2004

La reciente VI Asamblea Nacional de Trabajadores, que reune a las principales organizacionesj piqueteras y estructuras de lucha, se pronunció conjuntamente contra el ALCA y contra las negociaciones UE-Mercosur.

ENCUENTRO SOCIAL EUOPA, AMERICA LATINA Y EL CARIBE
« ENLAZANDO ALTERNATIVAS »
GUADALAJARA, 26-29 de mayo de 2004

CONTRIBUCION DEL CALPA (Comité de Solidaridad con las luchas del pueblo argentino) PARIS - FRANCIA

Esta contribución es presentada en el cuadro del COLECTIVO AMERICA LATINA (CAL) FRANCIA, para la reunión preparatoria de Guadalajara, París, 13 de mayo del 2004.

voir aussi : Les USA, la dette illégitime,
l’ALCA et les militaires

EL LUGAR DE LA CUMBRE DE GUADALAJARA

La IIIa. Cumbre Gubernamental América Latina-Unión Europea se realiza en un momento de la situación internacional marcado por la guerra de Irak, por su carácter imperialista, colonial, de ocupación militar, de barbarie pero también por la crisis que está guerra está provocando, crisis por la resistencia del pueblo iraki, crisis en las relaciones entre Estados Unidos y Europa, planes militares de Estados Unidos para un conjunto de países y continentes,..

De una manera más cercana, aunque no exactamente con el mismo contenido, esta Cumbre está enmarcada también por la intervención militar en Haití, interención decidida por Francia y Estados Unidos y cuyo relevo es tomado institucionalmente por las Naciones Unidas y con una participación central de Brasil, Chile y la Argentina. Esta intervención, a diferencia de la de Irak, aparece marcada por la colaboración entre Estados Unidos, Europa (Francia) y los países de América latina.

La cumbre de Guadalajara pretende situarse en la continuidad y el reforzamiento de las relaciones políticas, comerciales, y otras, de entidades regionales como la Unión Europea y América Latina y el Caribe, Mercosur y otros agrupamientos. Se realiza, por ejemplo, en un momento clave de las negociaciones entre la UE y el Mercosur.

La lógica de estos encuentros corresponde a lo que se ha dado en llamar un « mundo multipolar », con bloques y grandes naciones negociando permanentemente entre ellas sus relaciones, de dominación vistas desde el Norte, de emergenciaa y desarrollo, vistas desde el Sur. Sin embargo, la cruda realidad de Irak, y de Haití, indica que Guadalajara se hace más bien en un período marcado por el unilateralismo de la admnistración Bush, de un intento de hegemonía del imperialismo norteamericano y del uso cada vez más generalizado de la fuerza militar en las relaciones internacionales ; nos enfrentamos mucho más a la barbarie que al desarrollo.

Guadalajara tiene algo de fantasmagórico pero no menos real y, por supuesto, no hay que despreciar el significado de las negociaciones entre la UE y América Latina, a condición de ubicarlas en su lugar adecuado. En gran parte se pueden analizar y comprender sólo por relación al gran ausente, esto es, los Estados Unidos.

Las relaciones entre América Latina y Europa son presentadas por algunos sectores, partidos, gobiernos, intelectuales y pensadores, como una alternativa a la dominación de los Estados Unidos sobre el continente y sus efectos nefastos. De una manera más concreta, se están desarrollando en la actualidad 2 grandes negociaciones : la del ALCA, entre los países de América latina y Estados Unidos, y la de la Unión Europera con el MercoSur.

Estas negociaciones tienen la misma línea directiva. Sin embargo, la negociación del ALCA es repudidada cotidianamente en nuestros países y en cambio la del MercoSur-UE es observada sino favorablemente por lo menos con una cierta expectativa y es considerada de una cierta manera como una vía diferente a la del ALCA. En Argentina, por ejemplo, existe una Convocatoria NO al ALCA, que celebró su IIIa. Asamblea Nacional el 24 y el 25 de abril. No existe un foro similar contra la Unión Europea. No obstante, la reciente VI Asamblea Nacional de Trabajadores, que reune a las principales organizacionesj piqueteras y estructuras de lucha, se pronunció conjuntamente contra el ALCA y contra las negociaciones UE-Mercosur.

El gobierno de Cuba está ahora enfrentado con la Unión Europea y trata muy mal diplomáticamante a Bruselas y los Estados miembros. Hasta que esta crisis estalló, La Habana estaba negociando firmemente su ingreso al acuerdo de Cotonou y ya se habían concretado una serie de pasos en este sentido, por ejemplo con el gobierno francés. La dinámica de las relaciones con Europa era considerada de una manera completamente diferente a la existente con Estados Unidos y el bloqueo. Esta disyuntiva ya no tiene la misma actualidad pero sigue vigente para quienes piensan que existe una oposición de fondo entre las relaciones que América Latina tiene con el imperialismo norteamericano y tiene, o puede tener, con la Unión Europea.

La cumbre de Guadalajara es una buena oportunidad para poner en claro este tipo de dilemas porque están en el centro de las alternativas de lucha que tienen planteados nuestros pueblos. En general, las tendencias que defienden el carácter « diferente » de las relaciones existentes, o de las relaciones posibles, entre los Estados de América Latina, solos o agrupados regionalmente, y la Unión Europea, coinciden también en su apoyo a los gobiernos progresistas, de izquierda, actuales de América latina, como Kirchner, Lula, Lagos y se niegan a caracterizar a la Unión Europea como una « potencia imperialista » y sse refieren más bien a la « Europa democrática ».

Ante el encuentro gubernamental de Guadalajara, el CALPA tiene una posición extremadamente crítica, que lo lleva a apoyar el encuentro social a realizarse en Guadalajaran, a través del colectivo CAL, y a promover en Francia la movilización contra este cumbre. Lo hace por las mismas razones por las que ha militado sistemáticamente contra la política del gobierno frances en la Argentina, contra la presencia de las empresas francesas en la Argentina y su política, en una palabra, contra el imperialismo francés. La política del gobierno de Kirchner -por ejemplo la reciente firma del acuerdo con Aguas Argentinas- nos confirma en esta perspectiva.

Ante la cumbre de Guadalajara, consideramos que es importante y significativo el encuentro de las organizaciones sociales, que este encuentro debe definir modalidades de solidaridad y de relacines entre los pueblos basadas en las luchas comunes y que debe comenzar por denunciar la política criminal del imperialismo norteamericano en Irak y sus aliados y la intervención militar en Haití..

EUROPA Y ESTADOS UNIDOS

Como indicamos, para entender a Guadalajara y lo que está en juego en esta cumbre, hay que referirse al ausente, el imperialismo norteamericano, esto es las relaciones Europa-Estados Unidos.

No es este el lugar para desarrollar el análisis de esta temática, extremadamente importante para entender la realidad mundial actual y a su vez extremadamente compleja y polémica. Para lo que nos interesa en este momento, conviene decir que América latina es un lugar privilegiado donde se expresan las complementaridades y las oposiciones entre el imperialismo norteamericano y el imperialismo europeo, a la vez la realidad de este enfrentamiento y su carácter subordinado para los movimientos centrales en el continente y cada uno de sus Estados.

Estados Unidos impone incluso militarmente su hegemonía y esta dinámica supone una relación de dominación y explotación con el « proletariado mundial », esto es con los trabajadores productores de riqueza en sus diversos componentes nacionales y locales, y también con los pueblos coloniales y semicoloniales ; supone una relación de dominación y de concurrencia con las burguesías nacionales y un cuadro de competencia con los otros imperialismos, Japón, Europa,.... Un capítulo aparte está dado por la relación con China. La hegemonía de Estados Unidos no elimina, sino que exacerba, los conflictos interimperialistas. Esta hegemonía existe como tendencia pero no puede terminar de imponerse.

Con Europa se presenta además un hecho peculiar. Existe ahora como entidad, lo que obviamente no era el caso varias décadas atrás, pero la Unión Europea no ha logrado cristalizar la existencia de un « capital europeo » con sus intereses autónomos, su aparato estatal y militar ; ha logrado desarrollar varias de sus premisas pero no ha podido completar, ni podrá hacerlo, el mismo ciclo histórico que llevó a la constitución de las otras potencias imperialistas. De aquí surge una ambigüedad fundamental en las relaciones entre Europa y Estados Unidos. La potencia imperialista norteamericana se opone a la unidad europea, se enfrenta a Francia y Alemania, y a su vez apoya la ampliación de la Unión Europea hacia el Este, tiene como aliados a Inglaterra (y España en un relación más conflictiva) y otros países .

El mismo cuadro de complementaridad y conflicto se observa en la economía mundial. La Unión Europea y Estados Unidos coinciden en el movimiento central del libre comercio, las negociaciones multilaterales en la OMC, la libre circulación de capitales,...y se oponen en las negociaciones, en sus esferas de influencia, en la existencia de monedas separadas. A su vez, se crean relaciones de colaboración y conflicto dentro mismo de la Unión Europea. Estados Unidos prefiere normalmente las relaciones bilaterales y favorece en cambio a la burocracia europea como interlocutor como elemento de disciplinamiento y la rechaza cuando pretende comportarse como una potencia autónoma.

Encontramos el conjunto de estos elementos en las relaciones entre Europa y América Latina.