Accueil > Actualités > ¿Habemus gobierno ? ¿Cuándo ?

Río Gallegos, Santa Cruz, Argentina, Jueves 26 de Abril de 2007

¿Habemus gobierno ? ¿Cuándo ?

Esperando el humo blanco

jeudi 26 avril 2007, par Petro

En las últimas horas se han generado diversas especulaciones en torno a lo que están decidiendo en las altas esferas del gobierno nacional (léase Kirchner). Como aún OPI Santa Cruz mantiene muy buenas fuentes dentro de la Presidencia de la Nación (a pesar que muchos no lo puedan creer) estamos en condiciones de adelantar algunas cuestiones que tienen que ver directamente con lo que se debate en estos momentos en el entorno del presidente Kirchner.

Indiscutiblemente existe una división notoria entre la decisión política del presidente y la actuación del conjunto político en su provincia. Se dice por estas horas que Kirchner ha cortado todo tipo de comunicación con el Vicegobernador Sancho y sólo mantiene línea abierta a través de Carlos Zanini e Icazuriaga con Varizat y Bontempo, pero sólo cuestiones de “interés político – administrativo” están ocupando los momentos más importantes del día.

Nos remarcaron que el propio Kirchner descree que sus dirigidos tengan alguna chance de recuperar el terreno que perdieron en el campo político y social y una de las mayores preocupaciones que tiene hoy el mandatario no es la salvaguarda del gobierno de la provincia, sino la reparación de deterioro acelerado que le imprimen los conflictos a sus posibilidades electorales en octubre en Santa Cruz.

Nuestras fuentes nos aseguraron que en primer lugar Daniel Peralta sigue en Buenos Aires y no en Santa Cruz como algunos medios difundieron esta mañana y que ayer no hubo acuerdo con el presidente en cuanto a las condiciones adecuadas para generar algún tipo de intermediación que ayude a destrabar la situación de conflicto en la provincia.

“No salió el humo blanco ”, nos decía por teléfono un empleado de Casa Rosada que aseguró haber observado al propio presidente Kirchner salir en varias oportunidades de su despacho con cara de pocos amigos. Aparentemente la cuestión, hasta esta mañana, estaba trabada por parte de un sector del gabinete nacional (incluyendo al presidente) para que sea la provincia quien genere el pedido de intervención del Ministerio de Trabajo de nación y de esta manera poder entrar en el conflicto a mediar, instalando la conciliación obligatoria y así descomprimir un poco la situación.

Por su parte en Santa Cruz el gremio docente no aceptaría ser el impulsor de la intervención del Ministerio nacional, porque señalan sus bases dirigenciales que tal medida es potestad de esa cartera que puede actuar de oficio en esta coyuntura.

Sin embargo a nivel nacional el sector que pretende que el pedido esté generado desde Santa Cruz, opina que una intervención directa (de oficio) a través del Ministerio de Tomada, haciendo un by pass al gobierno de Sancho, terminaría por matar definitivamente lo que queda de la institucionalidad provincial y en definitiva dejaría mal parado al propio modelo de Kirchner en Santa Cruz, que es ni más ni menos de su propia invención.

Nos aseguraron, en consecuencia, que a diferencia de lo que señalan los medios en Buenos Aires, la llegada del Interventor de YCRT aún no ha dado ningún resultado positivo ya que el mismo habría condicionado su mediación a determinados factores como la apertura de paritarias, la caída de la ley de emergencia económica y un llamado al diálogo de todos los sectores con tratamiento exclusivo de la recomposición del básico.

En este punto, nos dijeron, siguen trabadas las negociaciones para bajar una solución al conflicto. En tanto, la renuncia de Carlos Sancho, como la realización de un movimiento en la Cámara de diputados para posicionar a Peralta en la presidencia del Cuerpo para que a su vez (desplazando a Fortsman) quede en la grilla de partida para sustituír al Vicegobernador, fue descartada como posibilidad por quienes siguen de cerca este proceso en Buenos Aires, indicando que estas versiones provienen de sectores interesados en producir una ruptura interna en el partido.


Agencia OPI Santa Cruz